Català Castellano

Dr. Sebastià Santaeugènia


Director del Programa de prevención y atención a la cronicidad y del Plan director sociosanitario


 


 



  1. 1.       ¿Es el número creciente de personas mayores un reto para el sistema? ¿Cómo le hace frente la Administración sanitaria?


El envejecimiento de la población que se ha producido en el último siglo hace evidente que tenemos que cambiar cosas del sistema sanitario. La atención a las personas mayores tiene dos visiones complementarias y necesarias. En primer lugar, tenemos que trabajar en una visión preventiva que mejore el envejecimiento de las personas, que se haga de forma más saludable y libre de discapacidad, para que la persona pueda disfrutar tanto tiempo como sea posible de una vida con la máxima calidad. La otra visión complementaria es la de cómo atender a las personas mayores con enfermedades crónicas y, sobre todo, a aquellas que se encuentran en situaciones complejas. En estos casos, trabajamos en un modelo de atención centrada en la persona mayor, orientado a sus necesidades, que incluya desde el hospital de agudos hasta la atención de larga duración, desarrollando estrategias conjuntas con el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias para ofrecer una atención integrada social y sanitaria. Aunque hace unos años que estamos trabajando, todavía queda mucho camino por recorrer.


 



  1. 2.       Estamos alineados con las tendencias internacionales. ¿Dónde nos encontramos ahora, comparativamente?


Si entendemos como marco internacional el documento World Report on Ageing and Health del año 2015 propuesto por la Organización Mundial de la Salud (http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/186463/9789240694811_eng.pdf;jsessionid=1EE37D4617E4D463BF38DDCAAE4E3481?sequence=1), Cataluña está bastante alineada con sus principios.


En primer lugar, tenemos una estrategia definida para agregar salud a los años mediante los ejes del Plan interdepartamental e intersectorial de salud pública 2017-2020.


En segundo lugar, llevamos años trabajando para que el envejecimiento de las personas mayores sea saludable y, sobre todo, para detectar a aquellas personas en situación de vulnerabilidad inicial. Es por eso que estamos desarrollando una estrategia de detección de fragilidad como prevención de la discapacidad, en línea con lo que se trabaja en la estrategia de Integrated Care for Older People (ICOPE) de la OMS (http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/258981/9789241550109-eng.pdf?sequence=1).


En tercer lugar, nos queda camino por recorrer en cuanto a cómo orientar la atención del sistema de salud hacia las personas mayores. En este punto, tenemos:



  • Como puntos fuertes: una atención primaria bien implantada en el territorio, cercana, accesible y con capacidad y conocimiento para hacer el abordaje de la persona mayor y de sus problemas de salud más habituales. Tenemos un buen sistema sociosanitario, con recursos especializados en geriatría que ofrecen atención rehabilitadora en las unidades de convalecencia, atención de final de vida en las unidades de cuidados paliativos y atención de larga duración en las unidades correspondientes para atender a las personas mayores con enfermedades graves.

  • Como punto débil, nos falta evolucionar en el aspecto de la atención de la persona mayor enferma en el hospital de agudos. Tenemos pocas unidades especializadas en la atención de estas personas y en las complicaciones graves derivadas del ingreso en el hospital de agudos.


En resumen, aunque estamos bastante alineados con el marco internacional, tenemos claros algunos aspectos prioritarios a desarrollar, aún nos queda mucho camino por recorrer.


 



  1. 3.       Las características de las enfermedades crónicas y la multimorbilidad hace que haya diferencias en el abordaje de las personas mayores. ¿Como proponéis la atención desde el plan de crónicos?


Desde 2011, el programa de prevención y atención a la cronicidad trabaja con la Agencia de Salud Pública a partir de la prevención de las enfermedades crónicas y en la atención de aquellas personas afectadas por condiciones crónicas y con necesidades de atención complejas. Después de estos años iniciales hemos aprendido que la gran mayoría de las personas en situación de complejidad tienen más de 80 años de edad, con problemas de pérdida de autonomía y necesidades de atención de larga duración. Estas personas se benefician de un abordaje sistemático basado en herramientas de atención geriátrica, como la valoración multidimensional del estado situacional de la persona (VGI), el establecimiento de planes interdisciplinarios de atención compartidos con la persona y las intervenciones de múltiples profesionales (equipos). Estos abordajes son complejos, requieren tiempo de los profesionales y unas habilidades específicas que debemos adquirir el máximo número de profesionales.


 



  1. 4.       Ahora usted también es el director del Plan director sociosanitario. ¿Cómo deben evolucionar los servicios sociosanitarios?


Estamos en un momento interesante. Venimos de un modelo sociosanitario robusto y con experiencia que ha evolucionado en los últimos años para hacerse mucho más resolutivo y atender cada vez a más población. En este camino, sin embargo, hemos tenido dificultades y hemos sometido el modelo sociosanitario a una presión que afecta a los principios del modelo de atención. Existe una carencia significativa de profesionales en el ámbito que debemos abordar; tenemos un sistema de información y financiación del servicio sociosanitario que tiene bastantes años y que se adapta de manera irregular a las actuales necesidades de los centros; las necesidades de las personas que ingresan cada vez son más complejas y más grandes. En el futuro próximo tenemos que reflexionar sobre los criterios de planificación de recursos sociosanitarios, tipologías, necesidades profesionales y estructurales de los centros y de financiación. Todo un reto a corto y medio plazo.


 



  1. 5.       Cada vez se habla más de la atención centrada en el paciente o en la persona. ¿Forma parte del modelo de atención que ustedes promueven? En este sentido, ¿los planes que dirige son solo un modelo de organización de servicios o también un modelo de atención?


El Programa de prevención y atención a la cronicidad siempre ha tenido como eje de acción la atención centrada en las necesidades, preferencias y valores de las personas. Es por este motivo que ha desarrollado toda una serie de acciones en torno al poder de la persona en el sistema de salud:



 



  1. 6.       ¿Cómo ve la coordinación con los servicios sociales?


La creación del PIAISS ha permitido poner sobre la mesa líneas y escenarios de preocupación conjunta que están empezando a dar frutos. Estamos desarrollando un compromiso conjunto basado en un nuevo modelo de atención sanitaria integrada para las personas que viven en centros residenciales, un modelo de atención a domicilio, que permite compartir datos a través de los sistemas de información de salud y el ámbito social, entre otras iniciativas. Aún tenemos otro reto, que es la participación de los gobiernos locales, de manera estable, en este programa, ya que juegan un papel muy importante.